Mientras viajo en el tren hacia Munich comienzo a cuestionarme las implicaciones de este nuevo conocimiento. ¿Qué significa realmente la epigenética para la raza humana? ¿Podemos alterar nuestro destino con este recién descubierto control sobre nuestras moléculas esenciales? Alemania no es ajena al uso potencialmente negativo de este tipo de tecnologías, y, como consecuencia, tiene una postura conservadora en lo que se refiere a cualquier tipo de investigación genética. “En Alemania, existe un temor general a cualquier cosa que tenga algo que ver con las terapias biológicas”, me confirma Axhel Imhof (Universidad de Munich).

“Comienza con las terapias de células madre y se extiende a las terapias génicas y a cualquier tipo de manipulación sobre las células que vaya más allá de los tratamientos químicos tradicionales.” De hecho, debido fundamentalmente a su postura sobre la investigación genética, parece que Alemania ha perdido el tren de la biotecnología y ha sido muy cautelosa a la hora de implicarse en el Proyecto Genoma Humano. Cuando Axel se reúne con su familia, a veces tiene que oír cosas como, ‘Sabes que no entiendo realmente lo que haces, pero temo que estés haciendo cosas horribles’. Está convencido de que la educación en ciencias en las escuelas puede contrarrestar este problema.

Axel admite que los científicos tienen su parte de culpa por engañar, de algún modo, al público. “Los científicos quieren conseguir financiación para sus investigaciones y cuando describen lo que están haciendo terminan por crear expectativas que posiblemente no podrán cumplir. Pero tienen que dar esperanzas para poder convencer a los burócratas, que no son expertos en estas áreas, de que les den el dinero”. La aplicación de estrategias para educar mejor tanto al público como a los políticos sobre asuntos científicos importantes podría mejorar la situación. Axel trabaja con moscas, levaduras y bacterias, así que no tiene que preocuparse demasiado por la posibilidad de que su investigación sea prohibida por ley. Su equipo de investigación está interesado en las enzimas que pueden afectar a los tipos de interacciones entre las proteínas histónicas y el ADN. En último término, le gustaría poder descifrar el código epigenético.