Mi siguiente puerto de destino surgió en el siglo XII como un pueblo de pescadores a las orillas del río Amstel. Desde la estación central de Ámsterdam, consigo llegar al bar/galería de Het Schuim. Fred van Leeuwen (Instituto de cáncer de los Países Bajos) se reúne conmigo allí para una corta charla de camino a casa desde el laboratorio. “¿Sabes?, acabo de hablar con la Reina de Holanda,” me cuenta. Fred le explicó a la Reina que trabaja con la levadura de gemación, el tipo de levadura utilizada para fabricar la cerveza que nos estamos tomando ahora. La Reina quedó impresionada al enterarse de que la levadura podía ayudar en la lucha contra cánceres humanos. “Por ejemplo, hace algunos años descubrimos una enzima que metila las histonas en las levaduras. Unos meses después se encontró un homólogo en las células de mamífero.” Le pregunto acerca de esta enzima. El gen de esta enzima se llama DOT1. La enzima DOT1 metila una lisina específica dentro de una proteína histónica. “Hace muy poco se publicó un artículo que muestra que esta enzima está, de hecho, unida a una proteína que se produce en ciertas leucemias y está implicada en la regulación inapropiada de la expresión génica. Así que se utilizó un descubrimiento en la levadura para identificar una proteína en mamíferos que ahora se ha descubierto que está implicada en la leucemia,” comenta Fred. Cuando estas proteínas están unidas resultan en una mutilación excesiva en esta histona. Detener este proceso podría contribuir a detener a su vez el desarrollo de la leucemia.