www.imp.univie.ac.at

La sangre contiene glóbulos rojos, así como varios tipos de glóbulos blancos. A medida que las células se desgastan con la edad, son reemplazadas de forma constante a lo largo de la vida de una persona. Las células madre que tienen el potencial de convertirse en cualquier tipo de célula sanguínea son la fuente de nuevas células sanguíneas. ¿Cómo saben las células madre en qué tipo de célula sanguínea tienen que convertirse? Esto depende de los genes que son activados en las células madre. Meinrad ha descubierto que la Pax5, una proteína implicada en la activación de genes, dirige a las células madre para que se conviertan en un tipo de glóbulos blancos llamados células B.