www.fmi.ch

La secuencia del ADN no es el único factor importante para la función génica, sino que también lo son su ambiente cromosómico y su posición dentro del núcleo de la célula. De hecho, al controlar si los genes son activados o no, el ambiente de los genes puede afectar al tipo celular en el que se convierte una célula. Para la formación de un órgano como el hígado o el pulmón es necesario producir miles de células, todas con el mismo subconjunto de genes activados. Susan espera entender cómo heredan las nuevas células el mismo patrón de regulación ambiental que los genes de sus células progenitoras, y por tanto se desarrollan en el mismo tipo celular.