www.unizh.ch/botinst

Ueli estudia el papel de la epigenética en el sexo de las plantas. En los mamíferos y las plantas, los genomas de papá y mamá tienen intereses encontrados en lo referente a la cantidad de nutrientes que mamá proporciona a sus hijos. Se cree que este conflicto parental ha llevado a la evolución de la impronta, por la cual los genes están activos o no dependiendo de su origen parental. Ueli ha descubierto un gen improntado en plantas llamado Medea, que sólo está activo cuando es heredado de la madre. De forma similar a muchos genes de mamíferos improntados, Medea restringe el desarrollo embrionario. Si se hereda de mamá un gen Medea mutado, los embriones crecen demasiado y mueren. Por tanto, como sucede en la antigua mitología griega, Medea mata a sus propios hijos.