www.gurdon.cam.ac.uk

Aunque las mayoría de las células del cuerpo humano contienen la misma información genética, nuestro cuerpo contiene cerca de 200 tipos celulares diferentes. ¿Cómo puede ser posible? La respuesta se encuentra en los diferentes subconjuntos de genes que están activados en los diferentes tipos celulares. Las marcas epigenéticas a menudo determinan qué subconjuntos de genes son activados. Para que un embrión sea capaz de desarrollarse hasta convertirse en un bebé con todos sus tipos celulares, todas las marcas epigenéticas parentales previas, tales como las alteraciones químicas del ADN y sus proteínas asociadas, deben ser restablecidas. Azim estudia cómo se borran y restablecen las marcas epigenéticas en un proceso llamado reprogramación epigenética.